Soluciones para la hipoteca de una vivienda en caso de divorcio

hipoteca de la vivienda en caso de divorcio

Soluciones para la hipoteca de una vivienda en caso de divorcio

Soluciones para la hipoteca de una vivienda en caso de divorcio
3 (60%) 2 vote[s]

¿Alguna vez has pensado qué harías con la hipoteca de una vivienda en caso de divorcio? Desde RM Abogados, despacho de abogados en Almería, vamos a ofrecerte posibles soluciones para estos casos.

Lo que comenzó siendo un matrimonio feliz para siempre de pronto se transforma en un quebradero de cabeza cuando se rompe el amor y nos hallamos en la situación de que no sabemos hacer con la hipoteca de la residencia familiar. ¿Es este tu caso? Sigue leyendo para encontrar posible soluciones a este problema.

Posibles soluciones para una hipoteca conjunta en caso de divorcio

En el momento en que un cliente afirma que desea el divorcio y que tiene casa y también hipoteca, tendrá principalmente tres opciones.

Vender la vivienda familiar a un tercero

Esta es la opción más recomendable cuando hay una hipoteca y la que menos inconvenientes trae en el futuro. Así, los dos propietarios quedan desligados del préstamo hipotecario y con el remanente -tras anular la hipoteca o tras la compra y venta con subrogación– pueden iniciar su vida por separado.

Extinción de condominio

Esta alternativa es muy favorable fiscalmente y mucho más económica que vender la vivienda. Es una operación en la que uno de los dos dueños cede su parte de la propiedad familiar a la otra parte. Lo frecuente es que conlleve una indemnización para compensar a nivel económico al otro cónyuge, especialmente cuando es el único bien de la sociedad. Sin embargo, aunque no seamos titulares, proseguimos siendo deudores hipotecarios, salvo novación, ya que el banco no es parte de la extinción del condominio.

Novación de la hipoteca

Si deseamos olvidarnose de ser deudores hipotecarios tras la compra y venta al cónyuge o bien la extinción del condominio, lo que debemos hacer es lograr una novación hipotecaria, o sea, modificar el contrato del préstamo hipotecario y cambiar al titular del préstamo a solo uno de los cónyuges. Esta es la única posibilidad legal para modificar a los titulares del contrato del préstamo hipotecario, pero es la entidad prestamista quien necesariamente ante notario deberá permitir la novación del préstamo hipotecario para liberar a uno de los deudores.

Otras posibles alternativas en caso de divorcio

Otra posible alternativa para acabar con la hipoteca de una vivienda en caso de divorcio es realizar una subrogación de acreedor, o sea, buscar otro banco que nos conceda mejores condiciones hipotecarias y si damos con ellos, el anterior banco no puede oponerse a la subrogación en estos supuestos.

Asimismo cabe la posibilidad de que el banco acreedor no admita la liberación de uno de los dos cónyuges deudores por el hecho de que el otro, que continuaría como único titular del préstamo, carece de capacidad económica suficiente, o bien no puede cumplir con las nuevas condiciones que le son impuestas. En un caso así, nos hallaríamos con un complicado escenario que surge para el cónyuge que dejaría de ser dueño del inmueble, ya que se ha extinguido el condominio y  no obstante, debe proseguir respondiendo solidariamente del pago íntegro de la hipoteca.

Estas son algunas de las principales soluciones para acabar con la hipoteca de la vivienda en caso de divorcio. Si tienes más dudas o necesitas de nuestros servicios para gestionar tu divorcio, no dudes en ponerte en contacto con nuestro despacho de abogados.

No Comments

Post A Comment